Carajillo:
Añadimos al café una pequeña cantidad de licor y obtenemos una bebida digestiva. Se recomienda no abusar del licor para no enmascarar los aromas del café. Son muchos los licores que se pueden añadir, los más frecuentes son el coñac, el aguardiente, el ron y el anís.

Café Royal:
Es igual que el carajillo. Se vierte el licor (normalmente coñac) en una cuchara con azúcar y se le prende fuego. Cuando se apague el fuego, una vez que el alcohol se haya consumido, se vierte sobre el café.

Café Grog:
Es ideal para casos de resfriado o para entonarse después de un paseo invernal. Se mezcla una taza de café con una pequeña cantidad de ron, una rodaja de limón y 10 gr. de azúcar o miel. Se calienta y se sirve en una taza grande.

Café Cubanito:
Se llena el fondo de una copa larga con chocolate deshecho y se añade una taza de aromático café arábica. Después agregamos una copa de ron previamente quemado y espolvoreamos con cacao en polvo. Se puede añadir azúcar al gusto.

Café Irlandés:
Se mezcla en un vaso largo una parte de whisky, con un cuarto de café y azúcar de caña. Se corona con crema de leche batida o con nata. Se puede realizar también, calentando el whisky mezclado con azúcar hasta que pierda la mayor parte del alcohol.

Café Antillano:
Se prepara un café expreso corto. En caliente, se le añade una pizca de canela y cuatro cucharaditas de licor de licor de caña. Endulzar a voluntad.

Cafés Campinas | Gandaron 50 Nave 6 Lavadores Tel. 986253877 / 986253622Aviso Legal | Créditos