Originario de Etiopía, este café fue el más conocido en la antigüedad y también el más extendido. Se cultiva en América Central y del Sur, África y Asia, en zonas húmedas y altas que oscilan entre los 600 y los 1.200 metros de altitud.

Los arábicas representan el 70% de la producción mundial y tienen un bajo contenido de cafeína, entre el 0,3 y el 1,2%. Son muy aromáticos, de color claro y cuerpo leve y su valor en el mercado es de los más elvados. Sus variedades de Java, Moka, Bourbón y Maragogype son las más destacadas.

Hay dos grandes clasificaciones en función de su beneficio, preparación y limpieza. Los lavados, que son tratados por vía húmeda, y los no lavados, procedentes de zonas secas.

El café arábica lavado se caracteriza por tener un grano grande, forma elíptica, color verde azulado y olor a verde. Al tostarlo desarrolla de forma considerable su volumen y en la taza es un café aromático de excelente sabor. Se producen principalmente en países centroamericanos y del este de África.

El café arábica no lavado, se cultiva básicamente en Brasil. Sus granos son ovalados, de color verde amarillento, con un olor a hierba verde y con sabores muy variados en función de la zona de cultivo.

Cafés Campinas | Gandaron 50 Nave 6 Lavadores Tel. 986253877 / 986253622Aviso Legal | Créditos