El café (cafeto) era una planta silvestre que crecía en Etiopía y empezó a cultivarse en siglo VI en Arabia, en la zona del Yemen. Los peregrinos que visitaban la zona atraídos por el lugar sagrado de La Meca, regresaban con semillas de cafeto y con la idea de una nueva bebida.

Abandonando las leyendas existentes sobre el café, las cabras saltarinas, el Arcángel Gabriel consolando a Mahoma y otras muchas, la primera mención histórica sobre esta bebida fue realizada en los años 865-923 por el escritor Al Razi, quien describe la planta del cafeto y sus propiedades en el siglo IX.

Los primeros cafés se abrieron en La Meca en el siglo XIV y de allí pasaron a la ciudad de Constantinopla. A través de los comerciantes y mercaderes de la época pasaron a Venecia, en donde se instaló el famoso café Florian, todavía existente. En el año 1683 terminado el cerco de los turcos llega a Viena, que según parece en su retirada abandonan grandes cantidades de café, y de esta manera, poco a poco se va extendiendo por el Viejo Continente. A España no llegarán los primeros cafés hasta el siglo XVIII en franca competencia con las tabernas que dominaban el mercado hostelero del momento.

Los holandeses han sido unos grandes impulsores de la expansión del cultivo del café, sobre todo en sus colonias. En el año 1706 mandan muestras a Java y desde donde se articula el cultivo al resto de sus colonias. En el 1718 hacen llegar el café a Suriman y de allí pasó al continente americano, Brasil, Cuba, México, etc.

Asimismo, los franceses e ingleses hacen lo propio en sus colonias, plantan café de manera generalizada en Isla Reunión, Jamaica, Kenia, etc. El cultivo del café comenzó así una carrera imparable.


Cafés Campinas | Gandaron 50 Nave 6 Lavadores Tel. 986253877 / 986253622Aviso Legal | Créditos